jueves, 6 de febrero de 2014

FREÍR CON AMC

Como nuevo usuario  de productos AMC estoy asistiendo a unas clases de cocina que están impartiendo en mi localidad agentes de AMC y al que pueden asistir todas las personas interesadas en aprender a cocinar con estos productos e incluso curiosos o escépticos; estas clases me están resultando muy interesantes debido a dos razones fundamentales, la primera es que me enseñan a utilizar estos productos de forma adecuada, y la segunda razón es que los asistentes también aportan su experiencia y se ofrecen a enseñar lo que saben. Todos lo platos se realizan en vivo y en directo, como dirían en la televisión, y se cocina aquello que se sugiere la semana anterior. Pero bueno y centrándome en algo curioso,  yo no creía cierta del todo,  la forma de freír, y por ello nos hicieron una demostración de que no se mezclan los sabores después de freír varios alimentos en una misma cantidad de aceite. Te explican que con el sistema tecnológico que incorpora AMC en las sartenes con tapadera de cúpula la temperatura del aceite no supera los 110ºC;  debido a lo cual, el aceite no se deteriora como en las demás sartenes y freidoras donde se superan fácilmente los 160º y se mezclan los sabores. Todo esto es debido a la humedad que se produce en la cúpula y realiza efecto amortiguador respecto al aumento de la temperatura del aceite..

 Lo que yo pude observar en la demostración práctica sucedió de la siguiente forma: primero se añadió una pequeña cantidad de aceite a una sartén, se tapo y se subió el fuego hasta que en el visiotherm la franja roja llegó a la figura del “chuletón”   entonces se añadieron patatas en dados pequeños, pimiento y  salchicha a trozos, se tapo la sartén de nuevo y esperamos a que la aguja volviera a dicha figura y entonces se bajo el fuego, se dio la vuelta a los alimentos y esperamos hasta que todo estuviera  frito, entonces se retiraron; el aceite sobrante se volvió a calentar para freír y pusieron unos churros congelados; bueno se frieron y se retiraron; yo no podía creer que los churros no hubieran cogido el sabor de los pimientos, pero cuando nos pasaron para probar, pude constatar que era cierto: los churros no sabían a pimiento, salchicha o patatas fritas.  Después contrasté mis impresiones con mi mujer y otros asistentes y ellos habían experimentado la misma sensación que yo. He incluso el excedente de aceite que quedo se trasvasó a un recipiente transparente  y pudimos ver lo limpio que estaba y no olía.

Me parece que todo el mundo debería de reflexionar y conocer que: el aceite que se mantiene en la freidora o en una sartén para freír los alimentos, sufre calentamientos y enfriamientos sucesivos y está en contacto con diferentes alimentos que le traspasan parte de su materia (restos, líquidos, etc.), lo que va cambiando su composición hasta hacerlo inutilizable: su color se torna rojizo, forma una espuma  persistente, humea, apenas se calienta y desprende olores extraños. Todos estos síntomas hablan de un aceite degradado. La degradación será más rápida si:
– fríes a temperaturas de 170 ºC o más;
– dejas que el aceite se enfríe entre tanda y tanda de alimentos;
– fríes muchos alimentos a la vez (el máximo recomendado son 150 gr de alimentos congelados o 200 gr de alimentos frescos, por litro de aceite en freidora).
– fríe muchos alimentos grasos, que impregnan el aceite de olores y sabores.

Consejos:
  • Evitar el sobrecalentamiento (no sobrepasar los 170 ºC ), con ello evitaremos que se generen sustancias  potencialmente tóxicas, en sartenes AMC no se superan los 110ºC.
  • Si vemos que el aceite humea en la sartén, indica que ya se están deteriorando sus componentes.
  • Procurar que los alimentos que vayan a ponerse en contacto con el aceite estén secos, en la medida que sea posible.
  • No mezclar diferentes tipos de aceite, por ejemplo el de oliva con el de girasol.
  • No mezclar nunca un aceite nuevo con uno usado, ya que los radicales presentes en el aceite usado aumenta la degradación en el aceite nuevo.
  • No utilizar un mismo aceite más de dos o tres veces para freír.

Todos estos consejos pueden servirte para comer más sano y optimizar tu método de cocinar, de todas formas puedes informarte mejor a través de organismos que editan dichas recomendaciones como la OCU u otras organizaciones sin ánimo de lucro.






No hay comentarios:

Publicar un comentario