martes, 27 de junio de 2017

POTAJE DE GARBANZOS Y ACELGAS

Entre los alimentos de la categoría de las legumbres que tenemos disponibles entre los alimentos en nuestra tienda o supermercado habitual, se encuentra los garbanzos. Los garbanzos son legumbres secas.  Son un alimento versátil y se pueden cocinar de varias formas, podemos encontrarlos tanto secos como en conserva, pero nosotros preferimos adquirirlos secos y ponerlos a remojo para cocinarlos. Puedes poner a remojo y luego congelar en bolsitas para tener siempre disponibles.

Los garbanzos se utilizan en muchos platos de nuestra cocina tradicional (garbanzos a la catalana, cocido madrileño, cocido asturiano, potajes de vigilia, etc….

Los garbanzos son fuente de proteínas y de fibra y además muy ricos en vitaminas y minerales. Contienen vitaminas A, K, C, E, B6 y B9. Los minerales fundamentales contenidos en los garbanzos son por orden de importancia magnesio, hierro y zinc.


Los garbanzos contienen fibra dietética que mejora la salud digestiva, no contienen colesterol y por su aporte de vitaminas y minerales es un alimento beneficioso para muchos de nuestros procesos metabólicos.

En cuanto al otro ingrediente estrella como son las acelgas ya comentaremos también sus grandes beneficios en próximas entradas.


Ingredientes:
    2 puñados de garbanzos (cocidos con sal previamente)
    3 hojas de acelgas (lavar y quitar los hilos)
    3 patatas pequeñas
    3 rebanadas de pan
    1 huevo
    1 cebolla mediana.
    2 dientes de ajo.
    1 tomate rallado.
    10 almendras.
    Pimentón
    Comino
    Pimienta negra en grano
    Vinagre (10 ml.)
    Aceite virgen extra
    1 zanahoria pequeña
    Agua o caldo de verduras.


Elaboración:

La noche anterior pondremos los garbanzos a remojo los tendremos al menos 10 horas, luego los lavamos y colamos antes de incorporarlos a una olla para cocerlos. El tiempo de cocción depende si lo hacemos en olla exprés o tradicional, Nosotros lo cocemos en nuestra pieza AMC con tapa rápida en 10 minutos. 

A)   Para comenzar nuestro plato ponemos unas cucharadas de aceite a calentar en la olla y seguidamente cuando esté caliente freímos las almendras, las rebanadas de pan y reservamos; en el mismo aceite freímos el huevo a fuego lento hasta que la yema este cuajada, que también reservaremos.

B)    Ponemos la cebolla rallada y el ajo picado a sofreír, cuando estén sofritos añadimos una cucharadita de pimentón dulce y le damos unas vueltas, antes que pueda quemarse le añadimos el tomate rallado con un poco de sal y cuando esté casi sofrito añadimos la zanahoria cortada a rodajas finas; una vez sofrito el tomate añadimos las acelgas troceadas y le damos unas vueltas.

C)   A continuación le añadimos agua (podemos utilizar agua de cocer los garbanzos) o caldo de verduras y añadimos las patatas troceadas desgajándolas, También le apartamos el vinagre y dejamos cocer 10 minutos, seguidamente  le añadimos los garbanzos.

D)   Ponemos en un mortero 4 granos de pimienta negra y unos 5 granos de comino y los machacamos añadiéndole al guiso.


E)   Haremos un majado con el pan frito, el huevo frito, un diente de ajo y un poco de vinagre y lo añadimos al guiso, lo movemos rectificamos de sal y dejamos cocer unos 15 minutos. Probamos las patatas y si están tiernas apartamos y dejamos reposar, luego servimos y a disfrutar de un plato sano, económico y muy nutritivo. No hace falta consumir muy caliente por lo que podemos hacer durante todo el año.







miércoles, 22 de febrero de 2017

MAGDALENAS CASERAS

Los alimentos destinados a desayunos y meriendas son muy importantes a la hora de completar una dieta saludable y equilibrada, muchas veces recorrimos a ciertos alimentos industriales de aspecto apetecible y precios razonables, pero donde podemos encontrar en su composición distintas grasas (oliva, girasol, soja) pero la mayoría de estos productos  contienen grasas “trans” que se forman en el proceso industrial de endurecimiento que convierte un aceite vegetal líquido en una grasa sólida, untuosa y barata (aceites de coco y palma) y grasas saturadas (manteca, coco o palma), por lo que tenemos que tener mucho cuidado con estos productos ya que son peligrosos para nuestra salud si los consumimos habitualmente. Nosotros os proponemos una receta de magdalenas, fáciles de hacer, económica y rápida donde puede participar en su elaboración toda la familia. en mi casa suelen hacerlas mis hijas.

  Ingredientes:
  • 90 ml. leche
  • 250 ml. aceite de girasol
  • 4 huevos
  • 250 gr azúcar
  • 250 gr harina
  • Ralladura de limón (opcional)
  • 1 sobre levadura química.
Elaboración:

a) En un bol pondremos los cuatro huevos y el azúcar, batiéndolo todo muy bien con una varilla hasta que aumente el volumen de la mezcla casi el doble.

b) Añadimos la leche y el aceite y volvemos a batir muy bien. 

c) Luego ponemos un colador y añadimos la harina y la levadura y tamizamos para agregar a la mezcla.. Volvemos a mezclar muy bien y añadimos la ralladura de limón (opcional); aunque para que nos suban un poco más podemos ponerle un poco de bicarbonato sodico. Todo deber quedar bien mezclado. 

d) Pondremos la masa en los moldes de papel ayudándonos con una cuchara, jarra o bien con una manga pastelera, rellenando hasta la mitad del molde aproximadamente, podemos poner un poco de azúcar por encima. 

Solo nos quedará meter en el horno una vez precalentado a 250 grados y cuando metamos las magdalenas bajamos a 180 grados; esperamos unos 15 minutos y estarán listas para sacar y dejar enfriar. Para ver si están hechas podemos introducir alguna varilla fina metálica  y si sale limpia es que están hechas.


El último paso es degustarlas y disfrutar de un alimento sano, rico y barato. Suelen salir aproximadamente entre 22 a 24 piezas según llenemos los moldes y las conservaremos bien en una bolsa de plástico.