miércoles, 9 de septiembre de 2015

EL PELIGRO DE LOS PLÁSTICOS EN LA COCINA Y SU USO COTIDIANO

El plástico nos rodea, si miras a tu alrededor casi todo es o contiene plástico, se trata de un producto artificial y barato, del cual no se discute la utilidad en ciertos casos pero sí tenemos que saber que puede resultar peligroso, ya que las sustancias que intervienen en su elaboración son tóxicas. Referido a la cocina podemos encontrar infinidad de recipientes, pero para proteger nuestra salud de sustancias tóxicas lo más recomendable es utilizar siempre envases de vidrio para almacenar y conservar los alimentos; y acero inoxidable para cocinar.

El acero inoxidable se halla presente en todas las cocinas profesionales de la restauración debido a sus múltiples ventajas, que son principalmente: su higiene frente a las bacterias, su facilidad de limpieza, su alta resistencia, su ligereza, su neutralidad (no altera el sabor ni el olor de los alimentos) y por supuesto que no es tóxico.

Los envases de acero inoxidable no son recomendables para el envasado o almacenamiento de alimentos con base ácida (tomate, queso, cítricos, yogur, etc.), que contengan  vinagre (encurtidos) o salsas, ya que pueden llegar a dañar el material. Por lo que el acero es bueno para cocinar alimentos, pero no tan bueno para el almacenamiento, siendo mucho más recomendables los envases de vidrio.

El vidrio desde siempre ha sido el envase primordial para la conservación de todo tipo de alimentos, es muy abundante en la naturaleza y es 100% reciclable, el vidrio además es higiénico y no huele, no ínter-actúa con los elementos que alberga, como otros materiales con los compuestos ácidos, no es tóxico y ayuda a conservar los alimentos mejor que otros materiales. Ideal para almacenamientos prolongados (como ejemplo son las típicas conservas)  ya que es impermeable a los  líquidos, gases y vapores  lo que permite conservar las propiedades y vitaminas del alimento. Tiene otra ventaja añadida ya que al ser transparente nos permite ver  los alimentos almacenados y su aspecto, sin tener que abrir el recipiente. Además los envases de vidrio se pueden utilizar una y otra vez una vez se ha fregado, y podemos utilizar tapaderas plásticas libres de tóxicos.

Para conocer los envases de plástico adecuados sólo hay que entender el código que estos recipientes llevan impreso en su base generalmente. Este código se encuentra en el interior de un triángulo formado con tres flechas y consiste en una numeración del 1 al 7. En la clasificación siguiente nos referimos al uso adecuado  alimentario:



Nombre
Se debe
Se encuentran
Riesgos
PET
Polietileno Tereftalato

EVITAR REUTILIZAR
botellas de refrescos, agua, aceite de cocina, etc.
Puede desprender antimonio y los ftalatos
HDPE Polietileno de Alta Densidad
LOS MÁS SEGUROS
Envases de leche, bolsas de plástico, envases de yogurt

PVC Policloruro de Vinilo, Vinilo.  
EVITAR
Botellas de condimentos, film transparente.


Desprenden plomo y ftalatos, entre otras cosas. También pueden emitir gases de productos químicos tóxicos.
LDPE Polietileno de Baja Densidad
LOS MÁS SEGUROS
Bolsas que ofrecen los supermercados para introducir frutas y vegetales; y contenedores de alimentos.

PP Polipropileno 
LOS MÁS SEGUROS
tapas de garrafas, plásticos para almacenar alimentos, vajillas plásticas.

PS
Poliestireno
EVITAR REUTILIZAR
Bandejas de carne, utensilios de espuma como vasos y platos desechables.

Pueden desprender sustancias cancerígenas y alquilfenoles estrogénicos.
Otros ¿?
EVITAR O ¿?
Productos muy diversos
Pueden contener Bifenol A;  muy peligroso.










Dependiendo el número que lleve en el interior así será su composición: Creo que la información es fundamental para mantener unos hábitos saludables.

Etiqueta de botella de agua
Vaso de café de maquinas expendedoras
Un hábito común en muchos hogares y de muchas personas es reutilizar los envases de agua o refrescos para almacenar agua u otros líquidos, pues hay que saber que hasta las empresas que las utilizan nos advierten por algo y bueno no será.

Como se puede observar en la figura de la izquierda los vasos de plástico que se utilizan para cafés o infusiones llevan el número 6 y tampoco deben ser reutilizados, así como los botellines de agua que generalmente pueden ser rellenados.




No hay comentarios:

Publicar un comentario