martes, 27 de junio de 2017

POTAJE DE GARBANZOS Y ACELGAS

Entre los alimentos de la categoría de las legumbres que tenemos disponibles entre los alimentos en nuestra tienda o supermercado habitual, se encuentra los garbanzos. Los garbanzos son legumbres secas.  Son un alimento versátil y se pueden cocinar de varias formas, podemos encontrarlos tanto secos como en conserva, pero nosotros preferimos adquirirlos secos y ponerlos a remojo para cocinarlos. Puedes poner a remojo y luego congelar en bolsitas para tener siempre disponibles.

Los garbanzos se utilizan en muchos platos de nuestra cocina tradicional (garbanzos a la catalana, cocido madrileño, cocido asturiano, potajes de vigilia, etc….

Los garbanzos son fuente de proteínas y de fibra y además muy ricos en vitaminas y minerales. Contienen vitaminas A, K, C, E, B6 y B9. Los minerales fundamentales contenidos en los garbanzos son por orden de importancia magnesio, hierro y zinc.


Los garbanzos contienen fibra dietética que mejora la salud digestiva, no contienen colesterol y por su aporte de vitaminas y minerales es un alimento beneficioso para muchos de nuestros procesos metabólicos.

En cuanto al otro ingrediente estrella como son las acelgas ya comentaremos también sus grandes beneficios en próximas entradas.


Ingredientes:
    2 puñados de garbanzos (cocidos con sal previamente)
    3 hojas de acelgas (lavar y quitar los hilos)
    3 patatas pequeñas
    3 rebanadas de pan
    1 huevo
    1 cebolla mediana.
    2 dientes de ajo.
    1 tomate rallado.
    10 almendras.
    Pimentón
    Comino
    Pimienta negra en grano
    Vinagre (10 ml.)
    Aceite virgen extra
    1 zanahoria pequeña
    Agua o caldo de verduras.


Elaboración:

La noche anterior pondremos los garbanzos a remojo los tendremos al menos 10 horas, luego los lavamos y colamos antes de incorporarlos a una olla para cocerlos. El tiempo de cocción depende si lo hacemos en olla exprés o tradicional, Nosotros lo cocemos en nuestra pieza AMC con tapa rápida en 10 minutos. 

A)   Para comenzar nuestro plato ponemos unas cucharadas de aceite a calentar en la olla y seguidamente cuando esté caliente freímos las almendras, las rebanadas de pan y reservamos; en el mismo aceite freímos el huevo a fuego lento hasta que la yema este cuajada, que también reservaremos.

B)    Ponemos la cebolla rallada y el ajo picado a sofreír, cuando estén sofritos añadimos una cucharadita de pimentón dulce y le damos unas vueltas, antes que pueda quemarse le añadimos el tomate rallado con un poco de sal y cuando esté casi sofrito añadimos la zanahoria cortada a rodajas finas; una vez sofrito el tomate añadimos las acelgas troceadas y le damos unas vueltas.

C)   A continuación le añadimos agua (podemos utilizar agua de cocer los garbanzos) o caldo de verduras y añadimos las patatas troceadas desgajándolas, También le apartamos el vinagre y dejamos cocer 10 minutos, seguidamente  le añadimos los garbanzos.

D)   Ponemos en un mortero 4 granos de pimienta negra y unos 5 granos de comino y los machacamos añadiéndole al guiso.


E)   Haremos un majado con el pan frito, el huevo frito, un diente de ajo y un poco de vinagre y lo añadimos al guiso, lo movemos rectificamos de sal y dejamos cocer unos 15 minutos. Probamos las patatas y si están tiernas apartamos y dejamos reposar, luego servimos y a disfrutar de un plato sano, económico y muy nutritivo. No hace falta consumir muy caliente por lo que podemos hacer durante todo el año.







No hay comentarios:

Publicar un comentario