miércoles, 20 de mayo de 2015

PATATAS AL AJILLO AMC

La patata es uno de los cultivos más importantes del mundo. Para el consumo humano solamente es superado por tres cereales: el trigo, el arroz y el maíz. No obstante, los tubérculos de la patata brindan un rendimiento por hectárea varias veces superior a aquellos que se obtienen con los granos de los cereales.

La patata se digiere muy bien y tiene un alto valor nutritivo. Los tubérculos de patata contienen alrededor de un 78% de agua y un 18% de almidón. También  está compuesta por  proteínas, minerales y  lípidos. La patata también contiene varias vitaminas, incluyendo la vitamina C, B1 y B6. Entre los  minerales que se hallan en la patata merecen citarse el calcio, el fósforo,  el magnesio y el potasio por su importancia en la nutrición humana. Debido a que presenta una escasa cantidad de sodio,  generalmente se sugiere en las dietas que requieren bajos contenidos de este elemento. Las patatas consumidas con la cáscara son una excelente fuente de fibra.

Es la protagonista indiscutible de diversos platos de la cocina regional de muchos países, así como en muchos hogares es básica en la alimentación.   Las patatas se guisan,  se asan, se saltean, se fríen. Intervienen en purés, en cremas, en sopas, suflés, croquetas, tortillas y masas. Además, se obtienen varias bebidas alcohólicas a partir de la fermentación de los tubérculos e incluso tiene uso industrial debido a su riqueza en almidón.

Nuestra receta es una forma muy sencilla de darle un punto diferente a las patatas fritas que nos pueden servir de guarnición en muchos platas de carne, aunque podemos consumir solas; para esta receta solo vamos a necesitar nuestra sartén AMC de 24 cm.con tapadera de cúpula donde obtenemos un resultado increíble, ya que el rendimiento de freír en esta pieza es optimo en tiempo.

Ingredientes:

·         3 patatas medianas.
·         2 dientes de ajo.
·         20 ml. de vinagre.
·         Aceite de oliva virgen extra.
·         Sal.

Elaboración:

a)      Lo primero será partir las patatas en rodajas de aproximadamente 1 cm. de grosor. También picaremos el ajo finamente y si utilizamos una prensa de ajos, mejor; al ajo le añadimos un poco de sal y el vinagre además de un poco de aceite, removiendo todo y dejando macerar.


b)      Pondremos abundante aceite en la sartén para freír las patatas, dejamos que la franja roja llegue a la figura del chuletón y ya podemos destapar para echar las patatas, estas las añadimos trozo a trozo haciéndolas resbalar, no las amontonaremos solo las que nos quepan en la sartén. Tapamos y esperamos a que la franja llegue al 98, dejamos 2 minutos aproximadamente y  damos la vuelta a las patatas; dejamos que la franja vuelva a subir al 98 y esperamos 2 minutos y podemos sacar, escurrir y reservar. Esta operación la haremos con las tandas de patatas que queramos, nosotros  con las cantidades que ponemos en la receta hacemos dos tandas de patatas.

c)      Una vez fritas las patatas las reservamos y quitamos el aceite de la sartén, pondremos de nuevo a calentar la pieza y cuando este llegando la franja roja a la figura del chuletón (freír) incorporamos a la sartén  el preparado del ajo con el vinagre, aceite y sal, añadimos las patatas y les damos una vuelta, entonces tapamos y esperamos a que la franja roja llegue al 98, a continuación destapamos y  damos la vuelta a las patatas dejamos un poco y apagamos el fuego dejando las patatas reposar unos minutos. Ya están listas para comer, si van a servir de guarnición podemos dejarlas tapadas y solo tendremos que calentar cuando vayamos a servir. 



Pronto incluiremos vídeo de la receta paso a paso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario