martes, 22 de abril de 2014

SEMANA SANTA: TRIGO CON CONEJO Y CARACOLES

Ya dejamos atrás la Semana Santa 2014, se trata de el acontecimiento más importante de mi ciudad, aquí en Lorca, la Semana Santa se vive de una forma diferente a todas las que yo conozco, y se expresa por medio  de los llamados Desfiles Bíblico Pasionales, en los cuales se representan pasajes del antiguo testamento, estos desfiles están concebidos como  gigantescos autos sacramentales, en ellos se narra, a través de grupos y figuras, el  triunfo de la Cristiandad sobre las culturas paganas, culminados por las distintas imágenes religiosas, destacando a las vírgenes titulares:  la Virgen de la Amargura (Paso Blanco) y la Virgen de los Dolores(Paso Azul).

Lo que sucede en Lorca durante estas fechas es un fenómeno sociológico de difícil explicación, donde los sentimientos religiosos marchan paralelos a los  profanos. Todo esta basado en la puesta en escena por parte de las  Cofradías de Semana Santa; distinguidas por colores (blancos, azules, colorados, morados y negros), donde las mayoritarias son las que rivalizan fundamentalmente, son los llamados Paso Blanco y  Paso Azul; dicha  rivalidad entre blancos y azules basadas en la devoción a las vírgenes titulares y a los colores que las representan, hacen que constantemente se intenten superar los unos a los otros en la aparición y reforma de figuras bíblicas y religiosas que compondrán los cortejos de las procesiones de Lorca. Se estiman en 3000 figurantes y más de 400 caballos los que intervienen en dichos desfiles, estos van suntuosamente vestidos según su procedencia e historia, contando  los vestuarios con mantos, capetas y   túnicas ricamente bordadas en oro, plata y sedas como no se ve en ninguna parte, incluyendo alegorías a lo que representan.

He de decir que la semana santa en Lorca también se disfruta mediante la gastronomía de la zona y un plato que no puede faltar es el Trigo con conejo y caracoles.

Trigo con conejo y caracoles

Ingredientes: (para 4 personas): 
1 conejo pequeño (aproximadamente un poco menos de un kilo.)
1 pimiento rojo 
4 alcachofas 
450 gr de trigo 
200 gr de habas peladas 
1 y ½  tomates maduros 
2 docenas de caracoles, si es posible serranos.
Azafrán de pelo
Sal

 Elaboración: 

a) Limpiamos el trigo de modo que no queden restos de cascarillas o paja  y lo lavamos bien. 
b) Pondremos  a cocer el trigo alrededor de 20 minutos y se deja  tapado durante unas 8 horas, podemos hacerlo la noche anterior. 
c) Los caracoles se lavan con agua sal  para que suelten la baba, repitiendo la operación varias veces; posteriormente se ponen con agua a fuego lento para que saque el cuerpo del caracol.; el agua no  ha de hervir, después escurriremos y  enjuagaremos para que queden bien limpios y reservaremos. 
d) Se s rehogan  bien las habas primero, después las alcachofas en cuartos, luego  el pimiento rojo partido a trozos cuadraditos y vamos  reservando; en este aceite sofreímos muy bien el  conejo troceado para que quede bien dorado, reservamos con las verduras (excepto el higado);  le damos unas vueltas a los caracoles reservando también con el resto de los elementos cocinados; freímos el tomate que recoge todo  lo pueda quedar en la pieza que estemos utilizando y una vez este bien sofrito añadiremos todos los ingredientes a la cazuela.
e) El hígado del conejo lo majaremos en un mortero con el azafrán de pelo y un poco de aceite e  incorporaremos también.
f).Por último incorporamos el trigo con el agua de la cocción y dejaremos a fuego medio hasta que adquiera una textura espesa, aproximadamente 20 minutos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario